Make your own free website on Tripod.com
Psicología, UNMSM
Facultad de Psicología
Universidad Nacional Mayor de San Marcos

MÁS ALLA DE LA HISTORIA

Ana Rosenbaum de Schvartzman

 

            Los problemas psicológicos que puede presentar un sujeto no sólo son producto de eventuales experiencias traumatizantes ocurridas a él, sino también de experiencias que vivieron sus padres e incluso sus abuelos y que fueron transmitidas. Algunos autores denominan el problema como identificación alienante.

            Ante esa posibilidad, en análisis no sólo debe investigar las experiencias personales, sino también rastrear hechos trascendentes que habrían dejado huella en generaciones anteriores, a fin de formular una historización que logre dar significado al padecer presente.

            En general esos hechos traumatizantes no son mencionados y más bien son ocultados premeditadamente con el silencio. Son experiencias que vivieron los abuelos o los padres y al no encontrar ellos su inscripción psíquica corren el riesgo de hacer su retorno sobre otro designado en la genealogía, en general un hijo, para reproducir sin comprender. Lo que queda enterrado en un progenitor puede transmitirse al psiquismo de un hijo.

            El sujeto, así, se ve forzado a expresar estados internos a través de actos, ignorando que éstos son meras réplicas de situaciones del pasado, no sólo del suyo, sino también del pasado de sus antepasados.

            Es necesario indicar que si bien puede presentarse este tipo de caso, no se debe caer en un determinismo absoluto,  en donde el futuro está escrito y no puede ser cambiado.

            La autora indica que hay casos en los que parece existir una especie de “oráculo”, como si su vida hubiese sido determinada incluso antes del nacimiento, conforme un plan también inconsciente para sus gestores. Es como si se estuviera frente a un “fantasma”, habitante de las profundidades del paciente que pugna por emerger.

            El “fantasma” tiene la función de objetivar, de darle lugar y representación al blanco que ha creado en el descendiente el ocultamiento del aspecto importante de la vida del objeto amado.

 

Particularidades en el psicoanálisis de niños y adolescentes

            En estos casos, además de contar con el relato del propio niño o adolescente, se tienen los datos provistos por los padres y ellos a su vez pueden hacer comentarios que evoquen cuestiones concernientes a los abuelos.

            El relato de los padres constituye el “saber previo” pues puede llegar a ser una anticipación de ciertas verdades psíquicas que ha de ocurrir en el análisis. Sin embargo, no se deben tener para el psicoanalista un peso mayor al real. Tomar la prehistoria como único factor causal puede llevar a que la historia de desvanezca o a despojar de su peso a la vida imaginaria. Por ese camino acabaremos escuchando y atendiendo sólo lo que viene de los padres o abuelos y asignando valor a lo que está relacionado con los mitos y narrativas familiares.

            Por otro lado hay que tomar en cuenta las deformaciones y el aderezo a que es sometido el propio pasado cuando se lo mira retrospectivamente. Así, se puede dar que cada progenitor brinde una versión diferente de un mismo suceso. El psicoanalista debe reordenar el tiempo con la adecuada ubicación de generaciones y distribución de conflictos.